top of page

Los regalos del lider

Actualizado: 30 dic 2021

Los regalos que Dios le otorga al líder incluyen, Talentos, Templo, Tesoros y Tiempo. Cada uno es de gran importancia para nuestras vidas, ya que su desarrollo determina nuestro éxito, y esta relacionado con las áreas que nos componen.


Talentos

De todos los regalos que Dios le otorga al líder, el que más me encanta es este. Los talentos me enseñan la grandeza de Dios, lo eterno que Él es, y cuanto a confiado a los lideres. Son lo que le da sentido a nuestra relación con Dios, en que en ellos podemos ver a Dios obrar y como el Espíritu Santo trabaja en lo profundo de quien somos, pero nunca nos deja como nos encontró.


Los talentos son una de las razones por las que se que Dios es real, que no solo nos invento, creo, formo e hizo, sino que también se mantiene a nuestro lado. Los talentos son algo tan emocionante para mi, porque puedo ver como Dios nos otorga un regalo, pero al mismo tiempo deja que tomemos la decisión de cómo vamos a usar este regalo. Dios es un Dios amante y justo, en que cuando Él nos da este regalo, Él deja que tomemos la decisión de usarlos, esconderlos o atrofiarlos. Pero¿que son los talentos, o como se definen?


De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española, un talento es “una aptitud natural”. Una aptitud es definida como una “capacidad para operar competentemente en una determinada actividad”. Y, una capacidad es la “cualidad que dispone a alguien para el buen ejercicio de algo”.


Con estas definiciones podemos ver que un talento es más que una simple acción, es parte de la persona, conlleva el interior del individuo y una acción exterior. Los talentos son regalos que Dios le da al líder para que el líder desarrolle el potencial que se encuentra en ellos. Todos los talentos necesitan ser desarrollados, ninguno viene completo, y todos tienen el potencial de crecimiento sin limite.


Una de mis parábolas favoritas es la parábola de los talentos, Mateo 25:14-30, porque en esta parábola se puede ver más de lo que uno se imagina acerca de cada tipo de líder, de los talentos y el desarrollo del individuo. La parábola cuenta que el dueño se va por un tiempo de viaje, pero antes de irse llama a sus siervos, o empleados.


Este dueño, le da a cada uno de sus empleados un numero de talentos, o dinero, y se va por un largo tiempo. Dos de los empleados deciden usar el dinero que se le dio para invertir, y uno de ellos decide esconder el dinero por miedo de perderlo. Cuando el dueño vuelve de su viaje, le pide cuentas a cada uno de los empleados en como utilizaron los talentos que él les otorgo.


Es de importancia notar los siguientes puntos de la parábola:

  • El dueño conocía bien a sus empleados, por eso le dio los talentos “de acuerdo con su capacidad”. Sabía el potencial de cada uno, y veía que todos tenían potencial que desarrollar, sin importar que tan grande o pequeña era la capacidad de cada uno.

  • El dueño le da de sus talentos a los siervos, pero no le dice en especifico como usarlos, cada uno tuvo que tomar la decisión de invertirlos para ganar mas, o de esconderlos.

  • Cuando el dueño vuelve de su viaje, les pide cuentas a todos por igual, y a los que invirtieron les da lo que se ganaron, al igual que lo que le había dado. El dueño no pide para atrás nada de lo que ya había regalado a sus empleados, aunque tenia derecho de hacerlo.

  • El que menos capacidad tenia fue el que menos trabajo.

  • Los que ganaron mas fueron los que escogieron trabajar para multiplicar sus talentos, el que lo escondió escogió sentarse en conformidad.

  • El que menos trabajo fue el único que tenia excusa por su falta de desarrollo. Los que trabajaron arduamente, no se excusaron, solo presentaron las pruebas de su trabajo y el dueño los premio por igual.

  • Ningún empleado pasó tiempo comparándose con el otro. Los que trabajaron, solo se enfocaron en su desarrollo personal.

  • Los empleados que desarrollaron sus talentos estaban dispuestos a devolvérselos al dueño.

  • El que no trabajo en el desarrollo de sus talentos, fue echado fuera.

Me encanta esta parábola, porque si se estudia detalladamente se puede ver como cada uno de nosotros tenemos la misma decisión que tuvieron estos 3 empleados. El líder es un invento de Dios y le otorga el mundo al líder, junto a los talentos que éste necesita para llevar a cabo su trabajo. Ninguna persona es igual a otra, y por eso todas tienen diferentes capacidades, diferentes números de talentos, pero Dios no deja a quien trabaja en su desarrollo como está, sino que le galardona los frutos de su esfuerzo.


Todos podemos decir si vamos a esconder lo que Dios nos da, o si vamos a desarrollarlo para que nuestra capacidad aumente. Los talentos que Dios nos ha dado son para nuestro desarrollo, de cómo los usemos depende nuestra vida en la tierra y nuestro crecimiento como lideres. Pedro nos exhorta a que, “cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios”. [1]


Nuestros talentos son dones dados para nuestra administración y para que otros sean afectados en forma positiva. Todos los dones que están siendo desarrollados ayudan a aquellos que nos rodean. Un líder, encuentra los talentos que Dios le dio, y se esmera en desarrollarlos, sabiendo que le pertenecen al dueño y estando dispuesto a devolvérselos cuando el vuelva a pedir cuentas.


Templo

“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios”. [2]

El templo es el primer regalo que Dios le otorga al líder al momento de su creación. El templo está compuesto del cuerpo y el espíritu como menciona Pablo en 1 Corintios. Dios compro al líder con su sangre para que este tenga la opción de aceptar o rechazar la inversión que el cielo hizo para regalarle un Templo al líder.


Dios invento el templo humano, el diseñó que fuéramos un templo, en el cual Él moraría. Al humano fallar, la trinidad tuvo que poner en acción el plan de rescatar a la raza humana, para mantener su plan en función. Dios le da al líder un templo, un cuerpo que compone más que solo huesos y carne, Dios le otorga al hombre la habilidad de poder tener en este templo la presencia del Espíritu Santo. El templo es uno de los regalos más preciosos que Dios le da al líder, porque si el líder acepta tener como huésped al Espíritu de Dios, todas sus áreas serán desarrolladas, y todos los otros regalos llegarán por añadidura.


Expliquemos de forma más simple como el ser humano es un templo. Todos los templos tienen una sala de conferencias, que es la mas grande donde los eventos mayores son llevados a cabo, cuartos para dar clases, oficinas para la administración del templo y un patio o las afueras del templo. El ser humano tiene como oficinas y cursos las áreas que le componen, y como lugar de conferencias tiene un espacio grande que el líder puede decidir a quien le renta. En este espacio es donde habita Dios por medio de Su Espíritu. Dios inventó que el templo del líder tenga este espacio, grande, para que Él pueda morar ahí.


Muchos pasan la vida llenando este espacio de cosas que no son lo suficientemente grandes para llenarlo. Muchos toman muebles y adornos de los otros cuartos y oficinas para poder aparentar que este lugar esta lleno. Dejan de cuidar sus cuerpos y su vida social, tratando de llenar este espacio de dinero, títulos, o fama, sin darse cuenta de que esto solo los vacía de otros espacios y los llena de polilla y polvo.


No se dan cuenta que mientras mas se afanan por llenar este lugar, mas grande se les hace el vacío, y llegan a la desesperación al darse cuenta de que nada puede llenar este gran vacío dentro de su templo. Pero los lideres que conocen el plan de Dios para con ellos, que aprenden la arquitectura de su templo, entonces le entregan este espacio a quien construyo el templo, a quien diseño este espacio, para que haga en él lo que tenia en mente.


Al Espíritu entrar en el espacio principal del templo del líder, entonces el gran vacío se llena de la presencia del altísimo, y el enfoque del líder ya no es en el vacío de su templo, o en como está la condición de su templo, sino que, ahora el líder se da cuenta que en realidad el dueño del templo es aquel que puede llenar el espacio que Él diseño y que el resto de los cuartos, las oficinas y las afueras del templo son para que el líder los desarrolle, y haga lo que necesita hacer para que su templo se mantenga atractivo, vivo, y con propósito. Al dejar que Dios tome el centro del templo, el líder puede entonces desarrollar las áreas que le componen, y ver con claridad los otros lugares que el diseñador puso dentro, pero que antes estaban siendo ignorados por el enfoque equivocado.


Todo líder que pone a Dios como centro de su vida, pone a Dios como el centro de su templo y le permite entrar en el, devolviéndole lo que Él le regalo al momento de la creación, y por lo que dio todo a través de su hijo. El templo no es solo el cuerpo o el área física del líder, es todo el ser, lo que el líder es, y es imprescindible que quien tenga mayor espacio y autoridad sea quien diseño cada rincón del templo, para que este funcione como debe. Dios le dio al líder un templo, y es la responsabilidad del líder poner al creador como pieza clave en este templo, como piedra angular[3], porque así lo diseño el arquitecto.


Tiempo

El tiempo es un aliado que Dios le da al líder.

El tiempo no es un enemigo que esta en contra nuestra, sino un aliado que es mal entendido por muchos. Gracias al tiempo podemos medir nuestra vida, como estamos desarrollando los talentos que Dios nos otorgo, y como estamos cuidando el templo que Dios nos ha entregado. El tiempo solo existe en la tierra, en este espacio finito, pero que es compartido con el cielo. Los ángeles vienen a nuestro tiempo para estar con nosotros, aunque no son afectados por este.


El mismo Dios conoció a este aliado cuando se hizo hombre, y lo uso para su beneficio. Jesús decía, “mi hora”, o “el tiempo” refiriéndose a lo que tenia que hacer. Cristo uso el tiempo como el regalo que es, un aliado del cielo para nuestro beneficio. En solo 3 años el Señor Jesús hizo un ministerio que cambio al mundo, e influyo en discípulos que dieron su vida por Él, después de conocerle tan poco tiempo. Lo que importo a los discípulos no fue cuanto tiempo ellos pasaron con Jesús, sino como Él usó ese tiempo y los cambios que Él obró en ellos durante el mismo.


El tiempo es una bendición para aquellos que lo aprenden a usar, para los que saben el propósito de su vida y planean de acuerdo con su cumplimiento. Es de importancia ver el tiempo como lo que es, un regalo de Dios, dado con el propósito de ayudarnos en el desarrollo de nuestros talentos, y el mantenimiento de nuestros templos. Dios redime el tiempo, en que, ya que Él no esta sujeto a tal, Él puede hacer en segundos lo que nos tomaría años realizar. El tiempo es un regalo de Dios con un propósito especifico, para bendición del líder.


Tesoros

Muchas personas miran a los tesoros como algo negativo o perjudicial. En realidad, los tesoros son un beneficio que Dios esta dispuesto a darle a aquellos que están listos para recibirlo. Los tesoros resultan de cómo se desarrollan los talentos, y como se usa el templo. Me maravilla Dios, porque Él nos da lo que necesitaremos antes de que lo necesitemos. Dios nos da un templo, que es mas que solo un cuerpo, y nos pide que le pongamos como el centro de este. Junto con el templo nos otorga talentos para que desarrollemos.

No se convierte en un jefe controlador que pide cuentas de cada cosa que hacemos, sino que nos deja tomar decisiones en usar los talentos o esconderlos. Nos guía cuando le damos el derecho, y nos equipa para desarrollarlos. Dios nos da los talentos, y junto con ellos la voluntad de decidir como usarlos.


Cuando los usamos correctamente, entonces Él deja que las bendiciones monetarias nos lleguen, porque sabe que en este mundo el dinero siempre será necesario. Lo que hace a un líder diferente a cualquier otra persona, es que ve a los tesoros como lo que son: un medio que Dios usa para expandir el trabajo del líder, y llegar a equipar a más lideres.

El líder no se enfoca en las cosas materiales que los tesoros pueden comprar, porque su mira esta en lo eternal. No deja que los tesoros se adueñen de él, porque los ve como recursos, como algo que viene y va. Muchas personas no pueden ser bendecidas en esto, porque no están desarrollando los otros regalos que Dios le da, o porque en su templo, tienen al yo como centro, o a los tesoros. Si los tesoros no obtienen el lugar que necesitan tener, o están en donde Dios diseño que estuvieran, la vida del líder será una de dolor y sufrimiento, sin importan cuan ricos o pobres sean.


El verdadero valor de un líder no esta en cuantos tesoros le pertenezcan, sino a quien le pertenece el líder. Si el líder es propiedad del Creador, entonces su valor es tan grande que ningún tesoro le podrá comprar, y todos los tesoros que tenga le pertenecerán al dueño de su vida.


¿Como se unen los 4 regalos con las 5 áreas?

Cuatro de las áreas que componen al líder son parte del templo. La mente, el cuerpo, las emociones, y la vida espiritual son los cuartos que forman parte del templo. El templo es más que solo el cuerpo del líder, es quien el líder es como persona. El ámbito social esta relacionado con los talentos del líder y los tesoros. Cuando el líder decide desarrollar sus talentos y es bendecido con tesoros, esto afecta a quienes le rodean.


Cada uno de los regalos son esenciales para el desarrollo del líder, al igual que cada una de las áreas. Las áreas que componen al líder necesitan los regalos que Dios le otorga al individuo para ser desarrolladas. Los regalos son herramientas para el desarrollo y crecimiento de las áreas que componen al líder.


Sin el desarrollo integral de las áreas que componen al líder, los regalos que Dios le otorga no serán usados correctamente. El desarrollo del líder se mide con el regalo del tiempo. Se puede decir que el tiempo es la regla que dice que tan exitoso ha sido el desarrollo del líder. Dios espera que el líder crezca “como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto”. [4]


El crecimiento es medido por los cambios que se ven en la vida del líder a través del tiempo. Un líder que sea la misma persona por mucho tiempo no esta desarrollando sus áreas, ni esta usando los regalos que Dios le dio para cumplir con esto. Dios le da un propósito al líder para que sea cumplido durante su tiempo en esta tierra, como el líder cumpla con este, se medirá el éxito de tal.


Muchos pasan por esta tierra sin ningún desarrollo, solo usan el tiempo como algo que es pasajero sin aprovechar la bendición de tal. Estos dirigen vidas sin propósito, y por tanto no ven desarrollo en ninguna de las áreas que le componen, ya que no utilizan los regalos que Dios le otorgo. Otros, usan los regalos al máximo y se desarrollan de tal manera que sus vidas transcienden el tiempo por el cual ellos transitaron por la tierra.


El tiempo de Gandhi y Martin Luther King Jr. termino, pero los desarrollos que ellos tuvieron en cada una de sus áreas, y como usaron los regalos que Dios le otorgo, aún influyen a muchos. La vida del líder debe ir mas allá de el tiempo que Dios le de en la tierra. Un líder debe desarrollar las áreas que le componen usando los regalos que Dios le otorga para cumplir con su propósito en la vida.


El plan de Dios para con su invento va mas allá de la vida en la tierra, el propósito del líder empieza a ser vivido aquí en la tierra, desarrollando lo que Dios nos ha provisto. Dios espera que el líder tome la decisión de crecer en forma integral, ya que Él ha provisto todo lo necesario para que esto suceda.


[1] 1Pedro 4:10

[2] 1 Corintios 6:19-20

[3] Efesios 2:20

[4] Proverbios 4:18

31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo